¿Cómo se aplica el período de espera de 90 días a los empleados con horario variable?

Si tiene un empleado que no cuenta con un cronograma regular, puede utilizar un período de medición de 12 meses (que comience en cualquier fecha entre la fecha de inicio de los empleados y el primer día del primer mes calendario siguiente a la fecha de inicio del empleado) para calcular si el empleado cumple los requisitos de elegibilidad del plan. Al utilizar este período de medición, la cobertura del empleado debe entrar en vigencia a más tardar en 13 meses a partir de la fecha de inicio del empleado. No obstante, si la fecha de inicio del empleado es el primer día de un mes calendario, la cobertura puede entrar en vigencia el primer día del mes calendario siguiente. Para obtener más información sobre el período de espera de 90 días, lea esta hoja informativa.